¿Cómo Scientology me ayuda con...?
Página Principal Sitos Relacionados Librería Test de la Personalidad Más Información

RELACIONES

METAS EN LA VIDA

FAMILIA

NIÑOS

CARRERAS

METAS EN LA VIDA;
EL FUTURO


DEPENDENCIA A LAS DROGAS

AUTOESTIMA

INTEGRIDAD

COMUNICACIÓN

PROBLEMAS EN
EL ESTUDIO


LOS CONFLICTOS

SOLUCIONES

EMOCIONES NO DESEADAS

EL ESTRÉS

NEGATIVISMO


Soluciones para un Entorno Peligroso
Soluciones para un Entorno Peligroso:
CURSOS GRATUITOS
POR INTERNET

¿Cómo Scientology me ayuda con...?


    ¿Cómo
Scientology
    me ayuda
         con...?



Mucha gente no sólo está convencida de que el entorno es peligroso, sino que piensan que se está volviendo progresivamente más peligroso. Para muchos, esto representa un desafío mayor de lo que están preparados para afrontar.

El hecho es, sin embargo, que al entorno se le hace parecer mucho más peligroso de lo que realmente es.

Un gran número de personas son profesionales en cómo hacer un entorno peligroso. Esto incluye profesiones que requieren para su misma existencia de un entorno peligroso, tales como la del político, el policía, el periodista, el sepulturero y otros. Estas personas venden un entorno peligroso. Ese es su soporte. Sienten que si no le vendieran a la gente la idea de que el entorno es peligroso, se quedarían rápidamente en bancarrota. Así que les interesa hacer que el entorno sea mucho más peligroso de lo que es.

El entorno es suficientemente peligroso.

En determinado momento se presentó la idea de que determinadas sociedades no avanzaban a causa de que a su entorno le hacía falta más desafíos. Uno de los que propuso la idea fue el historiador y filósofo inglés Arnold Toynbee (1889-1975) que sentía que países tales como México no habían progresado por esa razón. La idea de Toynbee, sin embargo, nació en el entorno de una torre de marfil, sentado en las bibliotecas leyendo libros, pero sin salir nunca ni hablar con ningún mexicano.

Así que Toynbee pronunció de forma concluyente y enfática, añadiendo una lista interminable de títulos universitarios: “La razón por la que los mexicanos no tienen éxito, es que no tienen suficiente desafío en su entorno. La razón de que Sudamérica no sea un poder industrial prometedor es la falta de desafío en el entorno. La razón de que el africano no haya conseguido una mayor civilización es porque su entorno contiene insuficiente desafío”.

“¿Qué sabía Toynbee de esto?” ¡Se pasó toda la vida en el fondo de una biblioteca, leyendo libros escritos por hombres que habían gastado toda su vida en bibliotecas! Esa no es la forma de aprender acerca de la vida.

Por poner un ejemplo más, llega un audaz y enérgico hombre blanco a las Filipinas y aconseja a los nativos igorrotes (los igorrotes son una tribu que habita en la región montañosa del norte de Filipinas). Dice: “Si abrieran un camino desde el poblado hasta el río y entonces llevaran un carro de bueyes hasta el río por la mañana y llenaran un tanque de agua y lo trajeran de vuelta al poblado, sus mujeres no tendrían que estar haciendo todos esos paseos hasta el río. Deberían hacer este proyecto de obras públicas de inmediato”.

Se enfada muchísimo si no hacen de inmediato lo que dice y se va pensando: “¡Ja! Esta gente tiene insuficiente desafío en su entorno. Nada con lo que tengan que competir. Ninguna ambición. No como nosotros en Occidente, nosotros sí que tenemos desafío en nuestro entorno”.

Pero, ¿este hombre tenía desafío en su entorno? Mamá le ponía las cucharaditas de cereal en la boca; papá le firmó todos los cheques cuando iba a la Universidad y todos los caminos por los que andaba estaban pavimentados en todas las direcciones y tenían maquinaria y vehículos. Su entorno ya estaba vencido, así que por supuesto podía permitirse ser audaz.

¿Pero cuál es realmente el medio ambiente del igorrote cuando se sienta frente al fuego, escuchando al hombre blanco decirle cómo tiene que abrir un camino hasta el río? Este igorrote tiene un niñito, al que quiere mucho, pero que sabe que tiene sólo una débil posibilidad de vivir hasta que tenga siete años, debido a la enfermedad y la mala comida. Sabe que cuando vengan las lluvias, no serán sólo lluvias suaves y agradables; se llevar án hasta la última semilla que haya en la tierra y azotarán los campos dejándolos en pedazos, pero que si entre todo eso puede salvar algo, quizás vivirá unos pocos meses más. Sabe que todo lo que tiene que hacer es andar bajo el ábol equivocado y le morderá una serpiente venenosa y eso será su fin. En otras palabras, él ya sabe que no puede vivir, así que, ¿para qué esforzarse?

En otras palabras, el desafío del entorno es absolutamente abrumador para mucha gente.

¿Pero significa esto que no hay desafío ambiental en las partes del mundo más “civilizadas”? De ninguna manera. Considere la situación de un joven artista de la ciudad de Terre Haute, en el estado de Indiana, que se muda a Nueva York. El observador casual podría decir que se mudó porque no tenía desafío en su entorno en Terre Haute. No; aquí también, el desafío era excesivo.

Este hombre decidió convertirse en pintor en primer lugar porque no podía soportar el trabajar en el almacén de forrajes con el mismo tipo que le pegaba en la guardería, en la escuela primaria y en la secundaria. El pensamiento de tener que trabajar con este tipo todos los días era demasiado desafío para él. Así que se convirtió en artista, pero nadie en Terre Haute compraba pinturas y nadie creía en lo que estaba haciendo. Ahí no tenía futuro; se hallaba ante la situación de estar muriéndose de hambre constantemente, era incapaz de contribuir a su comunidad. Eso era un entorno muy hostil. Así que se cambió a otro más amigable, Greenwich Village (esa sección de la ciudad de Nueva York frecuentada por artistas, escritores y estudiantes). Preferiría morirse de hambre tranquilamente en Greenwich Village que amenazado de muerte en Terre Haute, Indiana.

Llegamos a la conclusión entonces, de que cualquier individuo –ya sea de piel blanca, negra, roja o amarilla– debe tener un entorno que considera abrumador cuando no ha conseguido alcanzar su propio destino; y sus métodos para ocuparse de ese entorno deben ser inadecuados para su supervivencia. Su existencia es tan apática o tan infeliz como abrumador le parezca su entorno.

¿Por qué entonces la gente se empeña en hacer que el entorno parezca más peligroso de lo que ya es?



El entorno peligroso
Los mercaderes del caos
Formas de disminuir la amenaza
Sugerencias de estudio adicional

| Anterior | Índice | Siguiente |


¿Cómo Scientology me ayuda con...? Sitios afines Librería Test de la Personalidad Más Información


| Glosario de términos de Scientology | Librería | Página principal |
| Encuesta acerca de este site de Scientology | Servicios introductorios |
| Sitios afines de Scientology | Más sobre Cienciología |

© 1996-2011 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.
Para información sobre marcas registradas. Filosofía Religiosa Aplicada de Cienciología.