Página Principal Sitos Relacionados Librería Test de la Personalidad Más Información

La Tecnología de Estudio La Tecnología
de Estudio:
CURSOS GRATUITOS


RELACIONES

METAS EN LA VIDA

FAMILIA

NIÑOS

CARRERAS

METAS EN LA VIDA;
EL FUTURO


DEPENDENCIA A LAS DROGAS

AUTOESTIMA

INTEGRIDAD

COMUNICACIÓN

PROBLEMAS EN
EL ESTUDIO


LOS CONFLICTOS

SOLUCIONES

EMOCIONES NO DESEADAS

EL ESTRÉS

NEGATIVISMO

¿Cómo Scientology me ayuda con...?


    ¿Cómo
Scientology
    me ayuda
         con...?



A pesar de todo el énfasis que se le da a la educación en nuestra sociedad, es extraordinario darse cuenta de que nunca ha habido una verdadera tecnología de estudio o una tecnología de educación. Suena inverosímil, pero es cierto. Hubo una tecnología escolar pero no tenía mucho que ver con educación. Consistía en la tecnología de cómo ir a la escuela, cómo se le enseña a uno y cómo se le examina a uno, pero no había ninguna tecnología real sobre educación o sobre estudio. Al faltar una tecnología así, a la gente le resulta difícil lograr sus metas. El saber cómo estudiar es de una importancia vital para cualquiera.

La primera pequeña compuerta que hay que abrir para embarcarse en la tarea del estudio es el deseo de saber. Si esa puerta permanece cerrada, uno se expone a meterse entonces en cosas tales cómo un sistema de educación de memorización total al pie de la letra, que no dará como resultado una adquisición de conocimiento alguno. Un sistema así sólo produce estudiantes titulados que pueden quizás contar hechos como loros, pero sin una comprensión real o capacidad para hacer nada con aquello que se les ha enseñado.

¿Cuál es entonces el propósito de que uno estudie? Hasta que clarifique eso, usted no puede hacer que esa sea una actividad sensata.

Algunos estudiantes estudian para examinarse. El estudiante piensa para sí mismo: “¿Cómo voy a repetir esto cuando me hagan cierta pregunta?” o “¿Cómo aprobaré el examen?” Eso es una locura completa, pero desafortunadamente es lo que muchos estudiantes han hecho en la universidad.

Tome el ejemplo de un hombre que ha estado edificando casas durante mucho tiempo, y que un día tiene un ayudante al que acaban de enseñar en la universidad a construir casas. ¡Se vuelve loco! La persona entrenada académicamente lo ha estudiado durante años, sin embargo no sabe nada sobre el tema. Y el hombre práctico no sabe porqué es esto.

La razón es que el que acaba de pasar por la universidad ha estudiado todos sus materiales para pasar el examen; no los estudió para edificar casas. El hombre que ha estado ahí, trabajando en la práctica, no es necesariamente superior a la larga; pero es, con toda seguridad, capaz de edificar casas porque todo su estudio está basado en: “¿Cómo voy a aplicar esto para edificar casas?” Cada vez que ve un anuncio, información escrita o cualquier otra cosa, se hace la misma pregunta según va leyendo todo el material: “¿Cómo puedo aplicar esto a lo que estoy haciendo?”

Esa es la diferencia básica e importante entre el estudio práctico y el estudio académico.

Esta es la razón de que algunos fracasen en la práctica tras haber conseguido un título. En lugar de mirar los datos y pensar: “¿Estará esto en el examen?”, sería mucho mejor que uno se preguntara: “¿Cómo puedo aplicar este material?” o “¿Cómo puedo realmente usar esto?” Haciendo esto, una persona sacará mucho más provecho de lo que estudia y será capaz de aplicar realmente lo que estudie.


El estudiante que ya lo sabe todo

En el tema del aprendizaje en sí, el primer dato que hay que asimilar y el primer obstáculo que hay que vencer es: Usted no puede estudiar un tema si, para empezar, piensa que ya lo sabe todo sobre el mismo.

Un estudiante que piense que sabe todo lo que hay que saber sobre un tema no será capaz de aprender nada de él.

Una persona podría estar ya familiarizada con un tema a través de una experiencia anterior y al haber tenido éxito en ese campo, ahora tiene la idea de que lo sabe todo sobre él. Si una persona así hiciera entonces un curso sobre ese tema, estaría estudiando a través de una pantalla de: “Yo sé todo sobre esto”.

Con ese obstáculo de por medio, uno puede quedar totalmente atascado en sus estudios y no progresar.

Esto es verdad para cualquier estudiante sobre cualquier tema.

Si uno puede decidir que no lo sabe ya todo sobre un tema y se puede decir a sí mismo: “He aquí algo a estudiar, estudiémoslo”, puede vencer este obstáculo y ser capaz de aprender.

Esto es un dato muy, muy importante para cualquier estudiante. Si comprende esto y lo aplica, tiene abierta de par en par la puerta de acceso al conocimiento.



¿ Por qué estudiar?
Las barreras al estudio (parte 1)
Las barreras al estudio (parte 2)
La aclaración de palabras
Sugerencias de estudio adicional

| Anterior | Índice | Siguiente |


¿Cómo Scientology me ayuda con...? Sitios afines Librería Test de la Personalidad Más Información


|

| Glosario de términos de Scientology | Librería | Página principal |
| Encuesta acerca de este site de Scientology | Servicios introductorios |
| Sitios afines de Scientology | Más sobre Cienciología |

© 1996-2011 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.
Para información sobre marcas registradas. Filosofía Religiosa Aplicada de Cienciología.