Página Principal Sitos Relacionados Librería Test de la Personalidad Más Información

Cómo Resolver los Conflictos Cómo Resolver
los Conflictos:
CURSOS GRATUITOS


RELACIONES

METAS EN LA VIDA

FAMILIA

NIÑOS

CARRERAS

METAS EN LA VIDA;
EL FUTURO


DEPENDENCIA A LAS DROGAS

AUTOESTIMA

INTEGRIDAD

COMUNICACIÓN

PROBLEMAS EN
EL ESTUDIO


LOS CONFLICTOS

SOLUCIONES

EMOCIONES NO DESEADAS

EL ESTRÉS

NEGATIVISMO

¿Cómo Scientology me ayuda con...?


    ¿Cómo
Scientology
    me ayuda
         con...?



Otro factor muy importante en la tecnología del tercer partido es el de los informes falsos. Los informes falsos son afirmaciones verbales o por escrito que no tienen fundamento o que dan una idea equivocada o que intencionalmente contienen mentiras.

Sabemos que un tercer partido es necesario para cualquier pelea.

Al revisar diferentes trastornos de las organizaciones, se descubrió que el tercer partido se puede pasar por alto completamente incluso tras una investáigación intensa.

Al dar informaciones falsas sobre otros, el tercer partido hace daño y causa estragos entre los individuos y entre los grupos.

En varias ocasiones una organización ha perdido miembros de personal que eran inocentes. En un esfuerzo por resolver los trastornos, se les despidió o se les disciplinó. Sin embargo la turbulencia continuó y el malestar en el área empeoró a causa de los despidos.

Rastreando esto más hacia atrás, se encuentra que el verdadero tercer partido, finalmente descubierto, estaba causando los despidos con informes falsos.

Una fuente de esto es como sigue:

El empleado X se equivoca. Está muy furioso y a la defensiva contra ser acusado. Culpa a otro de su error. Ese otro es disciplinado. El empleado X desvía la atención de él de varias formas, incluyendo el acusar falsamente a otros.

Esta es una acción de tercer partido que da como resultado que se culpe y se castigue a mucha gente. Y que el verdadero tercer partido continúe sin ser detectado.

El punto de justicia que falta aquí es que a las personas castigadas no se les puso cara a cara con sus acusadores y no se les informó de la verdadera acusación y así no pudieron afrontarla.

Otro caso de tercer partido sería simplemente el hacer circular rumores y hacer acusaciones por rencor o incluso por algún motivo todavía más malévolo. Esta sería una acción de tercer partido normal. Usualmente está basada en informes falsos.

Se produce otra situación cuando una persona encargada de algún área que no puede poner en orden, comienza a investigar, obtiene informes falsos del tercer partido acerca de esta, y disciplina a la gente conforme a eso y pasa por alto por completo al tercer partido verdadero. Esto crea todavía más malestar en el área.

La base de todas las actividades de tercer partido que realmente crean problemas es, entonces, la de los informes falsos.

También puede haber una percepción falsa. Uno ve cosas que no existen e informa de ellas como si fueran “hechos”.

Por lo tanto vemos que podemos realizar con facilidad una investigación a base de seguir una cadena de informes falsos.

En por lo menos un caso, el tercer partido (al que se descubrió solamente después de que era muy obvio que solamente él podría haber sido el que destrozó dos áreas de la organización, una tras otra) también tuvo estas características:

1. Cometió errores en sus propias acciones.

2. Protestó furiosamente contra todos los informes que se hicieron sobre él.

3. Cambió todo obsesivamente cuando se hacía cargo de un área.

4. Informó falsamente de acciones, acusando a otros.

5. Tenía un porcentaje alto de bajas de personal en su área.

Todas estas no son necesariamente comunes a todos los terceros partidos, pero le dan una idea de lo que puede ocurrir.

La experiencia dice que al tratar con asuntos de ética y de justicia en los grupos, es obvio que la verdadera fuente de malestar en un área serían los informes falsos que se aceptan, y en base a los cuales se actúa sin haber confrontado al acusado con todos los cargos y sus acusadores.

Una persona que tenga algún grado de autoridad en un grupo no debería de aceptar ninguna acusación y actuar en base a ella. El hacerlo mina la seguridad de todos. Uno podría, para comenzar, negarse a actuar basándose en cualquier información, a menos que hubiera comprobado por investigación personal que no era la acción de algún tercer partido.

Cuando se le presente una acusación o “evidencia”, la persona que está a cargo de alguna actividad debería de llevar a cabo una investigación sobre informes falsos y percepciones falsas. De esta manera uno puede entonces verificar tales informes y llegar a la verdadera fuente del problema y evitar el disciplinar a individuos que pueden ser inocentes.

La justicia entonces consistiría de un rechazo a aceptar cualquier informe que no esté basado en datos reales, e independientes, asegurarse de que todos esos informes se investiguen y que todas las investigaciones incluyan el confrontar al acusado con la acusación y siempre que sea factible, con el acusador, antes de llevar a cabo ninguna acción disciplinaria o de asignar cualquier castigo.

Si bien esto puede hacer que el proceso de la justicia sea más lento, la seguridad personal del individuo depende totalmente de que se establezca toda la verdad sobre cualquier acusación antes de que se tome ninguna acción.



La Ley del Tercer Partido
Descubrimiento adicional
Cómo encontrar un Tercer Partido
Sugerencias de estudio adicional

| Anterior | Índice | Siguiente |


¿Cómo Scientology me ayuda con...? Sitios afines Librería Test de la Personalidad Más Información


| Glosario de términos de Scientology | Librería | Página principal |
| Encuesta acerca de este site de Scientology | Servicios introductorios |
| Sitios afines de Scientology | Más sobre Cienciología |

© 1996-2011 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.
Para información sobre marcas registradas. Filosofía Religiosa Aplicada de Cienciología.